El proceso de post-inseminación artificial

Proceso de post-inseminación artificial

La inseminación artificial, al igual que cualquier otro tratamiento médico, crea muchas dudas sobre cómo actuar después. ¿Es necesario reposo?, ¿los síntomas del embarazo van a ser diferentes?, ¿se debe hacer algo especial tras someterse a este tratamiento de reproducción asistida?

No te lo pierdas, hoy contamos cómo debe ser el proceso de post-inseminación artificial. Así no te pillará por sorpresa, aunque, por supuesto, si decides someterte a este sencillo tratamiento de reproducción artificial, en cualquier clínica te informarán con antelación sobre todo el proceso, por lo que no tienes más que acercarte y preguntar.

Síntomas post-inseminación artificial

Después de inseminarte artificialmente, antes o después, se darán algunos síntomas que son propios del embarazo. Estos son molestias en el útero y en el vientre (dolor e hinchazón), dolores de espalda y abdomen, tensión mamaria de leve a moderada, piernas hinchadas y una sensación de cansancio y/o malestar generalizado.

Tratamiento de inseminación mujer

Por supuesto, estas molestias son completamente normales. Además, hay que destacar también que una mala postura o los simples nervios en la clínica son motivo suficiente para sentir dolor y engarrotamiento de los músculos.

Además, el uso de la cánula de inyección puede provocar dolor e irritación en las paredes uterinas, sobre todo si estamos tensas.

Por último, si te tienes que realizar una hiperestimulación ovárica, la medicación que te administren también es probable que te provoque malestar, incluyendo dolores de cabeza, náuseas y muchos otros efectos negativos.

Recomendaciones post-inseminación artificial

Puesto que la inseminación artificial puede producir diversos e incómodos síntomas, lo ideal es que se tengan en cuenta varias consideraciones.

La primera recomendación se llevará a cabo en la propia clínica de medicina reproductiva y consiste en permanecer recostada durante una media hora. Aunque no es un requisito indispensable, el permanecer en una postura relajada no va a hacer ningún mal y da mucha seguridad a las pacientes.

Post inseminación artificial

Una vez en casa, ten en cuenta lo siguiente:

  • No viajar esa misma noche ni, en general, realizar actividades largas ni movidas, sin llegar tampoco al reposo absoluto, que tampoco está recomendado.
  • Por supuesto, evitar situación de ansiedad y estrés, por lo que recomendamos incluir algunas actividdes relajantes en tu rutina semanal a fin de bloquear los nervios y el estrés manteniendo la mente ocupada.
  • Eso sí, las actividades que realices no deben ser intensas ni es adecuado que subas de peso rápidamente ni en exceso, pues ambos factores afectan al éxito del proceso.
  • Por último, y parcialmente relacionado con lo anterior, procura mentener una dieta sana y equilibrada, no sólo para no aumentar de peso como acabamos de comentar sino para obtener todos los nutrientes necesarios y que tu organismo no tenga carencias.
  • Deberás evitar la cafeína y el alcohol, así como el pescado crudo.

Aunque la inseminación asistida artificial IA es un tratamiento sencillo y no doloroso, requiere de paciencia para ser exitoso y, por desgracia, también te hace sufrir síntomas algo desagradables que tendrás que combatir con un proceso post-inseminación artificial completo y agradable, siguiendo al pie de la letra las indicaciones de los especialistas.

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone
About the Author

Ueg Clinic

Clínica de reproducción asistida en Barcelona. Tratamientos y técnicas de fecundación in vitro (FIV) e inseminación artificial (IA). Banco de semen y donación de óvulos.

One Comment

  1. Perfectamente explicado. Las personas que empiezan a tomar contacto con los tratamientos de reproducción asistida tienen muchas dudas que los hacen padecer gran cantidad de ansiedad y estrés, lo cual es totalmente contraproducente. La información es vital para controlar los nervios. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *