¿Cómo escoger entre fecundación in vitro e ICSI?

Fecundación in vitro FIV e ICSI

Entendemos la fecundación como el acto de unión entre un espermatozoide y un óvulo, formando así el llamado embrión, que a posterior desarrollo se convertirá en un bebé. El hecho de realizar esta técnica en un ambiente de laboratorio con las condiciones adecuadas se conoce como fecundación in vitro (en laboratorio).

Para este método de reproducción asistida encontramos dos formas de hacerlo:

  • Fecundación in vitro convencional (FIV).
  • Microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Debido a que los últimos estudios reflejan una mayor efectividad en la combinación de ambas técnicas de fecundación artificial, este mix se está empezando a utilizar cada vez más en las pacientes que desean aumentar la tasa de éxito del embarazo, y es que hay parte de los ovocitos que se inseminan directamente, y otros más maduros a los que se les realiza la microinyección espermática.

Diferencias entre FIV e ICSI

Previo estudio y análisis del paciente y dependiendo de algunos aspectos clave como son el historial médico o las características tanto de los óvulos como de los espermatozoides empleados en el intento de fecundación por medios naturales, los expertos en medicina reproductiva decidirán cuál es el método más efectivo para conseguir así el resultado deseado de la mejor manera posible.

Es por eso que se debe tener presente un buen análisis el día de la punción ovárica (extracción de los óvulos) con el fin de determinar si la muestra extraída cumple con los parámetros establecidos para un correcto uso y procedimiento de una fecundación in vitro convencional, de lo contrario, si la muestra obtenida presenta una baja calidad deberemos optar por la técnica ICSI.

Si se da el caso de una buena calidad del esperma junto a una buena respuesta ovárica, la probabilidad de éxito en el embarazo será más elevada.

¿Por qué escoger la fecundación in vitro convencional?

La fecundación in vitro se basa en la unión de los óvulos extraídos por punción ovárica con una correcta cantidad de espermatozoides de buena calidad y mantenerlos juntos durante unas 24 horas en un espacio con condiciones idóneas.

Nos podemos decantar por la FIV convencional por su facilidad de empleo como tratamiento de reproducción asistida menos complejo. Como requisito indispensable debemos contar con una muestra de semen de alta calidad, ya que esto nos da una mayor probabilidad de fecundación del óvulo.

Fecundación in vitro FIV Manresa

¿Por qué escoger la microinyección espermática ICSI?

La técnica ICSI trata de introducir un solo espermatozoide directamente en el interior del óvulo por medio de la microinyección realizada con un microinyector. Este tratamiento es más complejo que la FIV puesto a que se requiere que el ovocito en cuestión este maduro y apto para la microinyección, teniendo que eliminar las células que le rodean previamente.

Se debe escoger de forma correcta el espermatozoide que se introducirá en el ovocito, pues debe presentar unas buenas condiciones de morfología y movilidad con tal de tener una alta probabilidad de fecundación. Para esto debemos seleccionar el espermatozoide e inmovilizarlo para su estudio y manejo.

Escogeremos ICSI como técnica de reproducción artificial cuándo veamos que la FIV no dará buenos resultados o que no es posible realizar debido a problemas de fertilidad por parte del hombre, asegurándonos así una mayor tasa de éxito en el embarazo.

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone
About the Author

Ueg Clinic

Clínica de reproducción asistida en Barcelona. Tratamientos y técnicas de fecundación in vitro (FIV) e inseminación artificial (IA). Banco de semen y donación de óvulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *