La evolución de la medicina reproductiva

Evolución de los métodos de medicina reproductiva

La medicina reproductiva es un campo de la medicina que se vale de distintos procedimientos, técnicas y terapias para asistir y tratar todas las anomalías que impidan que un proceso natural de reproducción se lleve a cabo.

Recurrir a un tratamiento de reproducción asistida es algo que está a la orden del día; nadie se sorprende al saber que un niño ha sido concebido utilizando estos métodos alternativos a la concepción natural, pero… ¿cuál ha sido la evolución de la medicina reproductiva?, ¿siempre ha sido tan fácil?, ¿cómo han mejorado los tratamientos a lo largo de los años?

Historia de la medicina reproductiva

Los aspectos más destacables de la medicina reproductiva a lo largo de la historia han sido los siguientes.

Inseminación artificial IA

El primer gran logro relacionado con la reproducción artificial en humanos se dio en 1776, cuando el cirujano J. Hunter quiso ayudar a una pareja a concebir. Puesto que el hombre sufría hipospadia y le era imposible eyacular dentro de la vagina de su esposa, Hunter decidió tomar una muestra del semen e introducirlo, con la ayuda de una jeringa, en la vagina de la mujer. La concepción fue exitosa y de ella salió un niño sano, pero este hecho no tuvo gran repercusión, seguramente debido a la rudimentariedad del proceso.

Tres años después, L. Spallanzani comenzó a practicar repetidamente procesos de inseminación artificial en mamíferos, teniendo un éxito notable que popularizó este método reproductivo.

Fecundación in vitro FIV

El primer proceso de fecundación in vitro se dio en 1890. W. Heape transfirió dos embriones fecundados de conejo que se encontraban en las trompas de una coneja belga a una coneja mestiza. El hecho creo gran expectación y la fecundación in vitro en mamíferos se empezó a practicar con asiduidad, estudiando aspectos reproductivos, hormonales, genéticos y de otros tipos.

En 1978 se produce lo que, sin duda, fue el hecho que hizo que la medicina reproductiva comenzase a avanzar a pasos agigantados. A finales de 1977 se recurre a lo que hoy día conocemos como fecundación in vitro para fecundar un óvulo humano e implantarlo en el útero materno con la esperanza de que un embarazo -y posterior nacimiento- se lleve a término. Y así, fue; 9 meses más tarde, en julio de 1978 nace la primera niña probeta, Louise Brown.

Medicina reproductiva Barcelona

Donación de óvulos

Tras el éxito de la fecundación in vitro y habiendo realizado infinidad de estudios y pruebas, en 1984 se decide ir un paso más allá y utilizar un óvulo donado para concebir un bebé. Por supuesto, para que la donación de óvulos llegase a ser un proceso exitoso y seguro tanto para donantes como para madres e hijos, científicos como Ogino y Knaus entre muchos otros tuvieron que dedicar años de estudio de aspectos como la ovulación, los ciclos menstruales, la compatibilidad de material genético, etc.

Embriones congelados

También en 1984 se produce el nacimiento de un niño procedente de un tratamiento de reproducción asistida en el que se usaron embriones congelados.  Por supuesto,  la idea de utilizar embriones congelados viene respaldada por años de estudios sobre el tratamiento, la preservación, y las características de estos.

Otros aspectos de la reproducción artificial

Cabe repetir que la evolución de la medicina reproductiva no se debe sólo al éxito de cada una de las técnicas de reproducción asistida que se han ido estudiando, probando y popularizando, si no que estas llevan detrás años, incluso décadas, de estudio de todos los aspectos relacionados: genes, enfermedades, ciclos menstruales, fertilidad en general, anomalías en genitales, óvulos y esperma y un largo etcétera.

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone
About the Author

Ueg Clinic

Clínica de reproducción asistida en Barcelona. Tratamientos y técnicas de fecundación in vitro (FIV) e inseminación artificial (IA). Banco de semen y donación de óvulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *