Ecografía 4D, el mejor método de seguimiento del embarazo

Ecografias 4D y 3D para el embarazo

Gracias a la evolución de la tecnología aplicada en el sector de la medicina reproductiva disponemos de unos sistemas de diagnóstico prenatal y seguimiento del desarrollo del bebé durante el embarazo completamente detallados. Este es el caso de las ecografías 4D o tridimensionales en tiempo real, siendo este un método de ultrasonidos complementario a las ya existentes y también necesarias ecografías 2D.

En las ecografías 2D podemos ver y apreciar con claridad la formación de los órganos del bebé, y usando las ecografías 3D podremos observar con gran detalle los volúmenes fetales, cosa que nos permite detectar malformaciones u otras anomalías en su desarrollo.

Este tipo de ecos conocidas como ecografía 4D son capaces de mostrarte las imágenes de forma tridimensional en tiempo real y en movimiento, de aquí la cuarta dimensión. Con estas podemos apreciar claramente gestos y movimientos del bebé, tales como la sonrisa o el parpadeo, del mismo modo que podemos examinar y medir  de forma precisa los movimientos fetales y sus partes del cuerpo.

Por lo tanto podemos diferenciar y clasificar los tres tipos de ecografía existentes como:

  • Ecografías 2D: Imagen fija, fotografía del bebé.
  • Ecografías 3D: Imagen fija con volumen.
  • Ecografías 4D: Imagen en movimiento tipo vídeo en tiempo real.

¿Por qué y cuándo hacerse una ecografía 4D?

El hecho de apostar por un seguimiento por medio del uso de las ecografías 4D genera confianza y tranquilidad a los padres, debido a que no sólo les permite realizar la tarea de diagnóstico prenatal con total seguridad, sino que también pueden ver todos los movimientos del bebé en ese momento, cosa que genera un gran impacto emocional de forma positiva y esperanzadora.

Su recomendación sobre cuándo es el mejor momento para hacer una eco 4D y apreciar perfectamente tanto su físico como sus movimientos sería entre las semanas 26 y 32 del embarazo, aún así siempre que se hagan pasadas las 22 semanas podremos disfrutar de buenas imágenes, dándose el caso de solicitar varias ecografías durante todo el periodo de embarazo con tal de llevar un detallado control y seguimiento.

Hoy en día las ecografías 4D forman parte de la rutina de exploración y control del embarazo junto a las tradicionales 2D, y ninguna de las dos causan daño ni suponen ningún tipo de riesgo ni para la madre ni para el propio bebé.

– Para más información y precios consultar en:Centro de ecografias 4D y 3D del bebé

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone
About the Author

Ueg Clinic

Clínica de reproducción asistida en Barcelona. Tratamientos y técnicas de fecundación in vitro (FIV) e inseminación artificial (IA). Banco de semen y donación de óvulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *