Fecundación in vitro: El desarrollo embrionario

Desarrollo embrionario de la fecundación in vitro

La fecundación in vitro es un método de reproducción asistida que consiste en fecundar un óvulo con una muestra de espermatozoides en un laboratorio. Una de las dudas de muchas parejas es conocer cómo se desarrolla el embrión tanto fuera del útero como dentro, tras su reimplantación.

Durante los días que el óvulo se encuentra fuera del útero de la mujer, y tras ser fecundado, comienza el desarrollo embrionario, que consiste, básicamente, en la multiplicación de las células del cigoto.

Proceso de desarrollo embrionario con fecundación in vitro

El desarrollo embrionario en la fecundación in vitro no difiere mucho del desarrollo embrionario convencional. La mayor diferencia consiste en que la fecundación asistida se lleva a cabo en laboratorio, permitiendo observar el óvulo y compartir información relevante. Además se puede seleccionar qué óvulo es el más adecuado para implantar en el útero.

Día 1

Tiene lugar el proceso de fecundación. El espermatozoide se microinyecta en el óvulo previamente extraído del útero. Si la fecundación ha tenido éxito el desarrollo embrionario comienza.

A partir de las 15 horas después de la fecundación podremos observar, al microscopio, los pronúcleos materno y paterno, formados a partir de la reorganización de los gametos femenino y masculino. Desde este momento y hasta que que se produzca la primera división celular, el resultado de la fecundación se denomina “cigoto“.

Día 2

El segundo día suele comenzar la división celular. Durante el proceso de fecundación in vitro se fecundan varios óvulos por lo que es momento de comprobar cuál de los embriones es más apto, teniendo en cuenta número de células, ritmo de división y otros parámetros morfológicos.

Cultivo embrionario fecundación in vitro

Día 3

Durante el tercer día se sigue controlando el proceso de división celular para elegir qué óvulo implantar. El material genético determinará esta elección.

Día 4

El cuarto día suele ocurrir la compactación celular, posibilitada por el gran aumento en el número de células. El óvulo fecundado pasa a denominarse “mórula“.

Día 5

Normalmente, el quinto día -o a veces ocurre que sea el sexto- se forma el blastocisto. Este paso es muy importante. Las células, además de aumentar en número, son capaces de comunicarse entre ellas, dividiéndose en dos grupos: la masa celular interna y el trofoectodermo.

La masa celular interna es el material que se transformará en el futuro bebé.

El trofoectodermo, que rodea la masa celular interna, permite una mejor implantación del embrión en el útero.

Días siguientes del desarrollo embrionario por fecundación asistida

Una vez se seleccione el blastocisto más idóneo se implanta nuevamente en el útero, con un catéter y a manos de un especialista, para que el desarrollo embrionario, y el resto del embarazo, continúen con normalidad en el vientre materno.

El blastocisto consigue penetrar en los vasos sanguíneos del cuerpo de la mujer, sustituyendo sus propias células epiteliales.

Para mantener un seguimiento correcto del desarrollo embrionario causado por fecundación in vitro, se deben realizar revisiones como si de un embarazo natural se tratase para comprobar el estado del embrión (feto si ya han trascurrido 8 semanas).

En nuestro centro de reproducción artificial Ueg Clinic Barcelona contamos con la tecnología más avanzada para el seguimiento y la monitorización del desarrollo embrionario de tu bebé.

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone
About the Author

Ueg Clinic

Clínica de reproducción asistida en Barcelona. Tratamientos y técnicas de fecundación in vitro (FIV) e inseminación artificial (IA). Banco de semen y donación de óvulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *